Home » Posts tagged 'Fondo de Maniobra'

Tag Archives: Fondo de Maniobra

Seguir el blog:

Benchmark Email
Powered by Benchmark Email

Lo que leo:

Fondo de Maniobra negativo: ¿bueno o malo?

stock-exchange-1426332_1920En numerosas ocasiones se reflexiona sobre qué signo debe tener el Fondo de Maniobra (FM) de una empresa. Parece que hay un consenso extendido según el cual si el valor de dicho signo es positivo, la empresa en cuestión camina por la buena senda. Sin embargo,  creo que esa unanimidad se basa en un análisis poco desarrollado sobre los elementos que componen el indicador.

Recuerdo que hace algún tiempo, en un curso al que asistí sobre la materia, el profesor lanzaba una pregunta sobre qué era mejor, si el FM positivo o el negativo. Algunos se decantaron por una opción o por otra. Yo dije que dependía de la empresa y circunstancias. El profesor afirmó categórico que siempre era mejor el FM negativo. No obstante, creo que su tajante respuesta tenía que ver con mi prudente “depende”.

En primer lugar, cuando hablamos de FM, hay que dejar claro a qué nos estamos refiriendo, porque no es lo mismo  el FM de explotación que las necesidades/disponibilidad del  FM, o el FM sin más. Así, FM de explotación lo componen la relación de las existencias más los clientes menos los proveedores. El control de estas magnitudes es la piedra angular de la mayoría de las empresas (principalmente las industriales), y se hará generalmente por la vía del período de maduración.

Por su parte, las necesidades/disponibilidad del FM  agrega al FM de explotación el impacto de otros activos circulantes y pasivos circulantes. No hay que desdeñar el efecto de estas partidas que pueden ser muy significativas (por ejemplo, las deudas con la Administración de muchos clubs deportivos). Finalmente, cuando añadimos la tesorería (y resto de elementos líquidos) se obtiene el FM comúnmente conocido.

Yo creo que si hablamos de FM de explotación lo deseable (lo que anhelamos todos los financieros), para cualquier empresa que opera en óptimas condiciones en el mercado, es que sea negativo. Es decir, nuestros proveedores nos financian nuestro ciclo de producción y la financiación que damos a nuestros clientes. E insisto en que la empresa desarrolle su actividad de manera correcta, porque de lo contrario el FM negativo será consecuencia de una mala gestión o de problemas que se originan aguas arriba (ingresos insuficientes, dimensión de la estructura patrimonial incorrecta…), y en este caso sí será un mal augurio.

Cuando analizamos el FM incorporando la tesorería (asumiendo que las otras partidas del circulante tienen un impacto neutro o limitado), una vez analizado el FM de explotación en los términos expresados en el párrafo anterior, lo que más nos interesa es que sea positivo. Esto dará fe de una fuerte posición de caja, y por tanto de una alta liquidez, que seguramente esté vinculada con un periodo medio de cobro corto. No entro al análisis de la rentabilidad que se esté obteniendo de esa tesorería o del coste de oportunidad, pero sin duda, esta es una posición privilegiada.

En definitiva, cuando hablamos de FM, tenemos que saber de qué indicador hablamos y cuál debe ser el objetivo óptimo para cada uno. Para más información sobre el Fondo de Maniobra, pincha aquí.

Ebook sobre el Fondo de Maniobra

address-book-98482_640Una buena forma de finalizar la serie de posts que he venido publicando en torno al Fondo de Maniobra es recogerlos en un único documento de rápida consulta. Entre las opciones que he barajado, la que más me ha gustado es la del libro electrónico. Ahí he volcado toda la información. Está prácticamente igual a cómo aparece en los posts; si acaso editada y revisada para ajustarla al formato de una pequeña publicación.

Para recibir el ebook de manera gratuita basta con suscribirse a este blog. para ello introduce tu correo electrónico en el formulario de abajo. Tras un proceso rápido y sencillo de suscripción recibirás un mensaje desde el que acceder al fichero del ebook.


Powered by Benchmark Email

Espero que te resulte de interés 😉

Aplicación del Fondo de Maniobra

man-76196_640Un pequeño ejemplo puede servir para ver con más claridad el alcance de las herramientas del Fondo de Maniobra (FM) para el estudio financiero.
En este sentido, quería utilizar la información financiera pública de una empresa. He seleccionado la empresa israelí Amiad Water Systems Ltd, que se dedica a la fabricación y suministro de soluciones para el tratamiento de agua. Sus acciones cotizan en la bolsa de Londres y sus cuentas consolidadas, formuladas en dólares americanos, están preparadas en base a las NIIF[1] .
No es mi intención hacer un análisis en profundidad, sino limitarme a utilizar las técnicas del FM para interpretar los datos. Para obtener mayores conclusiones, sería necesario indagar más y dedicar más tiempo.
A continuación detallo los pasos dados, y se pueden consultar las operaciones en el fichero Excel adjunto:
1. Reclasificación del balance de situación (años 2011 a 2013) en el formato convencional español de Activo=Pasivo + Patrimonio Neto. La cuenta de pérdidas y ganancias la utilizaremos tal cual aparece.
2. Cálculo del FM de manera detallada para poder ver cuál ha sido el comportamiento del FM de explotación.
3. Obtención de la variación de FM para los ejercicios 2013 y 2012.
4. Elaboración de los plazos medios de existencias, clientes y proveedores.
5. Generación de ratios de FM.
6. Previsión de saldos medios para ejercicios futuros (en este caso 2014) partiendo de los datos históricos.
Resultados:
Sin entrar en grandes detalles, se puede comentar que el FM es positivo en los tres ejercicios, lo que implica que las necesidades del activo circulante son cubiertas en parte por el pasivo fijo.
La variación del FM se incremente en 130 del 2012 al 2013, lo que supone que de un periodo a otro se han incrementado también las necesidades financieras del ciclo corto. Pero, ¿cómo explicamos este incremento? Pues básicamente por el incremento de las necesidades del FM de explotación (126 más de 2012 a 2013), que encaja con una subida en plazo de cobro a clientes: de 114 días a 127 días. Por su parte, el incremento en tesorería absorbe el impacto de otros deudores y acreedores.
Si analizamos la variación entre el año 2012 y el 2011 observamos que hay un fuerte incremento del FM (5.443). Vemos que la variación del FM de explotación sólo explica 872 de dicho incremento. Otros 2.164 se encuentran en una fuerte reducción del movimiento de otros deudores y acreedores. Hay una gran bajada del pasivo circulante, que pudiera tener relación con refinanciación de deuda bancaria del corto al largo plazo, siendo esta una afirmación a confirmar. Por su parte, la tesorería aumenta en 2.407 como consecuencia principalmente de un fuerte incremento de las ventas.
En cuanto al análisis de los plazos, se puede comentar que estos se mantienen estables con la salvedad mencionada anteriormente del incremento del periodo medio de cobro a clientes en 2013 impactando negativamente en el FM del año.
El ratio del circulante aumenta ligeramente desde 2011, con lo que en teoría hablaríamos de una posición más equilibrada y con menor riesgo a corto plazo. Por otro lado, el ratio de financiación de circulante se mantiene estable, con un pequeño incremento, indicando que el FM cada vez financia en mayor medida el activo circulante.
Finalmente, he realizado una proyección para 2014 de cuáles debieran ser los saldos medios de existencias, clientes y proveedores para una previsión de ventas de 125.000 millones de dólares. Para ello estimo el coste de ventas y las compras en base a la media de dichos valores respecto a las ventas en los tres años anteriores, y utilizo las rotaciones del año 2013. Se trata de un simple ejercicio para ver cómo se trabaja con la herramienta previsional.
En definitiva, una muestra del estudio del FM en base a las cuentas publicadas. Quizás no sea el análisis más preciso y haya incorrecciones, pero es una base sobre la que empezar a formar una opinión y tomar decisiones.


[1] ¿Por qué una empresa extranjera? Porque después de indagar entre las empresas cotizadas españolas, no he encontrado ninguna cuya cuenta de pérdidas y ganancias esté desglosada según el método de gastos por función (NIC 1), y además, aportara en la memoria información adicional suficiente para completar el análisis.