Home » Gestión Financiera » SEPA: fase final 1 de febrero de 2016

Seguir el blog:

Benchmark Email
Powered by Benchmark Email

Lo que leo:

SEPA: fase final 1 de febrero de 2016

business-idea-660080__180Nadie podrá decir que no se había avisado. Hace casi dos años ya se habló mucho al respecto, y tras unas primeras semanas de boom, el asunto se enfrió. Hasta ahora, en que nos toca abordar el tramo final de la zona única de pagos en euros.
El caso es que el 1 de febrero de 2016 se pone en marcha la última fase de implantación de SEPA. ¿Y esto qué significa? Pues nada nuevo que no supiéramos hace ya tiempo:
Desaparición de los productos nicho como el cuaderno 58.
Desaparición de los recibos físicos. Adiós a llevar papel a la oficina bancaria, si es que alguien lo seguía haciendo.
Eliminación de los recibos sin domiciliar: nos olvidamos de toda la historia de las xerocopias y su engorro.
– Utilización exclusivamente de ficheros en formato xml (salvo con algunas excepciones como particulares y microempresas).
Ya comenté en su momento que lo mejor era adaptarse a los nuevos requisitos cuanto antes para evitar el coste y tiempo de hacer una migración en dos pasos. Quien lo hizo así, se dará cuenta de que esto del año que viene no va con él, que ya lo tiene superado. Pero quien creyó que aquello era el cuento de David y el Lobo, se va a ver en la tesitura de adaptarse en breve y en un plazo improrrogable.
Desde mi punto de vista, lo que más problemas puede generar es la gestión de los recibos de cobro. Por un lado, es necesario recoger los mandatos de los clientes con la autorización para los adeudos domiciliados. Esto que ya de por sí llevará tiempo y burocracia, puede complicarse si el mandato es para el adeudo B2B, que plantea mayores reticencias.
Por otro lado, y más crítico, aquellos que utilizan el cuaderno 58 como fuente de financiación, pueden quedarse colgados. Aunque en una reciente jornada organizada por una entidad bancaria a la que asistí, se comentó que, aunque no estaba contemplado inicialmente, se dará la opción de financiar los recibos SEPA. Pero habrá que estar al tanto para que no se encarezcan las condiciones de financiación, algo que, sin duda, los bancos intentarán. Importante: no se podrán lanzar ni descontar cuadernos 58 con un vencimiento posterior al 1 de febrero de 2016. Todo lo que pase de esa fecha tendrá que estar en formato SEPA.
Por último, no quiero dejar de comentar que me sorprendió ver en la mencionada jornada, por las consultas que hacían algunos de los asistentes y conversaciones posteriores, el retraso o despreocupación en la adopción de los nuevos requisitos. No lo entiendo. El cambio no es tan drástico y hemos tenido tiempo más que suficiente.

Deja un comentario

Selección de idioma: