Home » Contabilidad » Previsiones y políticas operativas y el Fondo de Maniobra de Explotación

Seguir el blog:

Benchmark Email
Powered by Benchmark Email

Lo que leo:

Previsiones y políticas operativas y el Fondo de Maniobra de Explotación

Después de analizar las partidas del circulante, y una vez obtenidos los valores reales del Periodo Medio de Maduración, podremos ponerlos en relación con las previsiones que hagamos y los valores que consideremos como óptimos.
Algunas de las previsiones que se pueden realizar son:
1. Objetivo de ventas:
Conocidos los distintos plazos del circulante y los coeficientes de rotación, podemos establecer una previsión de ventas. En cascada generaremos el coste de ventas (por aplicación del margen respecto a las ventas, o por el presupuesto elaborado) y el importe de compras para esas ventas.
De esta manera, y despejando las fórmulas para obtener los plazos medios, obtendremos los valores previsionales de circulante (figura 7):
Valores previsionales del circulanteAsí pues, nos valemos de los datos históricos de PMM para obtener los valores del FM de explotación previsional:
Necesidades/Disponibilidad de FM de Explotación previsional= Saldo Medio stock previsional + Saldo Medio clientes previsional – Saldo medio proveedores previsional
Este ejercicio es especialmente útil cuando estamos preparando presupuestos, porque nos permite prever cuáles serán nuestras necesidades y tomar medidas para cubrirlas.

2. Valores óptimos de rotación:
Un paso más allá en el ejercicio previsional puede ser no sólo plantear un objetivo de ventas, sino plantear también unos valores óptimos de rotación (figura 8):
Valores óptimos del circulanteEste análisis nos lo platearemos cuando tengamos muy claro cuál debe ser la rotación de cada uno de los plazos, y por tanto, cuáles deben ser los valores del circulante asociados a dicha rotación. Así, se generarán unas necesidades/disponibilidades óptimas de FM de explotación, que serán las que debamos gestionar.

Seguramente hacer previsiones y platearse valores óptimos es mucho más fácil que ponerlos en práctica; pero en realidad, no es más que el primer paso en la política de gestión del circulante y liquidez de la empresa. De esta manera, se deberán poner en marcha acciones concretas para reducir el tamaño del FM de explotación:

  • Acortar el plazo medio de stock: con acciones que agilicen el proceso productivo y minimicen los volúmenes de existencias. Con este fin, en algunas empresas se han puesto en marcha modelos de producción just in time.
  • Acortar el plazo medio de clientes: buscar mercados con plazos de cobro más cortos, ofrecer descuentos por pronto pago (cuidando el impacto en el margen)…
  • Ampliar el plazo medio de clientes: sin superar los límites legales.

Finalmente, hay que mencionar que la gestión del circulante no es exclusiva de la función financiera, sino que implica a otras áreas tales como operaciones, compras y ventas.

Deja un comentario

Selección de idioma: